El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Counter
LINKS
LINKS BASES PAP
REDES INTERNET
SERVICIOS
“Reflexiones sobre la relación entre la Literatura y el cine a partir de un libro de Luis Alberto Sánchez”

también reflexiona acerca de las relaciones que establece la literatura con las otras expresiones artísticas como el teatro y el cine y justamente en el capítulo XVIII titulado “El cine: nueva forma de la literatura” desarrolla el estrecho vinculo que establece o existe  entre el cine y la literatura. El referente teórico cinematográfico que utiliza LAS es Jean Epstein (1897-1953) y toma como unidades de análisis las películas del cine ruso, especialmente las del productor Serguei Eisenstein (1898-1948). En este escrito buscamos tener un primer acercamiento de esta formulación de LAS a partir de tres categorías, como son cine, lenguaje y literatura.

TITO LIVIO AGÜERO VIDAL
Luís Alberto Sánchez myrio ek 6 de febrero de 1994

“El cine busca inspiración en un arte más
viejo, que copia la vida: la literatura. Pero no  hay una adecuación exacta entre el motivo y la transcripción inematográfica”.
(SANCHEZ, Luis Alberto. Panorama de la Literatura Actual. Santiago de Chile: Ercilla, 1934)

I. Introducción.-
 
Ya hace 78 años Luis Alberto Sánchez (LAS) aborda lo que se podría muy bien denominarse la nueva literatura  haciendo clara alusión a las nuevas corrientes literarias vanguardistas muy en boga en esos años pero también reflexiona acerca de las relaciones que establece la literatura con las otras expresiones artísticas como el teatro y el cine y justamente en el capítulo XVIII titulado “El cine: nueva forma de la literatura” desarrolla el estrecho vinculo que establece o existe  entre el cine y la literatura. El referente teórico cinematográfico que utiliza LAS es Jean Epstein (1897-1953) y toma como unidades de análisis las películas del cine ruso, especialmente las

Tito Livio Agüero Vidal - Egresado de la facultad de derecho y  licenciado en Sociología en la especialidad de política (Pontificia Universidad Católica del Perú), egresado de la Maestría de Ciencia Política (UPIGV-ICD), Miembro del Taller de Estudios Políticos ¨Antenor Orrego¨, Catedrático de la Escuela de Ciencia Política (Universidad Nacional Federico Villarreal). Directivo del Círculo de Estudios Vanguardia Aprista.

del productor Serguei Eisenstein (1898-1948). En este escrito buscamos tener un primer acercamiento de esta formulación de LAS a partir de tres categorías, como son cine, lenguaje y literatura.

II. Cine.-

Cuando una trata de abordar la temática del cine sin duda se debe comenzar necesariamente por el famoso “Manifiesto de las Siete Artes” de Ricciotto Canudo (1911) pues al fin y al cabo él es el responsable que el cine sea considerado el sétimo arte. Si esto es así, se podría convenir que el cine es producto de una atmósfera intelectual positivista que hacia de las innovaciones tecnológicas la columna vertebral de una nueva etapa o estadio por el que atravesaba las sociedades.

Los referentes teóricos eran varios pero los más importantes eran Augusto Comte, Herbert Spencer, John Stuart Mill, etc. Entonces, el cine tendría como fundamentos o mejor dicho soporte los cambios científicos y tecnológicos que se producen en la sociedad europea y estadounidense desde mediados del siglo XIX. Esta afirmación es cierta pero insuficiente porque el cine es más que esta emergencia científica o tecnológica y para decirlo en términos de Canudo: el cien es la “síntesis” o “fusión total de las artes” pues las dos grandes artes (arquitectura y música) y sus cuatro complementarias terminan finalmente convergiendo en un nuevo gran arte. Sin embargo, quisiéramos problematizar lo dicho.

Es consistente toda la argumentación de Canudo pero el problema radica cuando un arte, en este caso el cine, se convierte en una simple mercancía como producto del carácter economicista que asume la producción, distribución y por consiguiente el consumo que se imponen a los espectadores o consumidores. En otras palabras cuando las grandes empresas productoras cinematográficas, que es su gran mayoría son estadounidenses, imponen lo que la teoría de la demanda llama “gustos y preferencias” determinados. En esa situación, para seguir hablando en jerga económica, cuando los consumidores acuden al mercado y se dan cuenta que no hay un mercado donde los ofertantes exhiben una diversidad de opciones y uno no puede elegir libremente el que le parezca más conveniente o simplemente  el que sea más afín con sus gustos o preferencias.

En síntesis, cuando lo realmente existente es un mercado imperfecto y no un mercado perfecto. Ahora bien, la situación se complica mucho más con el contenido concreto de las películas que se imponen. Entrar a esa temática obligaría a efectuar todo un análisis que excede el objetivo de este ensayo. 

II. Lenguaje.-
La interpretación tradicional o convencional del lenguaje cinematográfico o lenguaje audiovisual nos remite siempre a lo que hace la cámara (planos, ángulos, movimientos, etc.) y que finalmente se plasma en la misma película y como muy bien lo señala Raúl Zevallos Ortiz no tanto en lo que realiza el director de la película, lo que es un error. El lenguaje audiovisual presupone un trabajo de cámaras y de otros recursos que son tributarios del trabajo del que dirige la producción cinematográfica.

En este punto quizás valga citar a LAS tenía una gran admiración por Epstein, a propósito de los recursos que utiliza un Director de cine, porque sintetiza las analogías estéticas de cercanía (suprime las barreras entre el espectador y el espectáculo),  no contempla, ni rodea la vida, la penetra, sugestión por lo cual no narran, sino indican, sucesión, rapidez mental, sensualidad, metáforas y momentánea (pp. 175). Pero también el cine ruso y su innovador lenguaje audiovisual producen el siguiente comentario en LAS:
"El cine ruso ha suprimido el héroe hace tiempo, con Einsenstein, y la renovación de decorados estuvo anunciada por Meyerhold. El cine ruso ha creado mil recursos, entre ellos el de lo ejércitos de pies, sólo pies, nada más que pies, para dar la imagen del paso de un ejército, de la desolación, de la miseria, y de la crueldad. El cine ruso ha convertido en especialización estatal, en arte oficial su órbita, incorporándola así a la categoría de los grandes medios revolucionarios".

Proponemos la siguiente hipótesis explicativa que busca tener una interpretación de la producción cinematográfica considerado toda una diversidad de variables o categorías.

“S” alude no a la realidad social en la que vive el Director. Aquí hay que considerar el clima ideológico, intelectual, cultural, social, etc. de la sociedad en la que se inserta.  
“D” se refiere al Director ya propiamente dicho. En ella se considera su proceso formativo, las teorías con las que se identifica, las influencias de otros directores, las películas que lo marcaron, las herramientas y/o recursos fílmicos que utiliza (lenguaje audiovisual), la misma evolución que ha tenido a través de los años, etc. Aquí quizás habrá que considerar también a los camarógrafos pues ha habido varios casos que muchos Directores muy famosos contaron con la “ayuda” de excelentes camarógrafos pero que muchas veces son obviados cuando se hacen los análisis o comentarios de la película.

“P” es el producto de las otras dos variables. Al igual que en la literatura y en general en todas las otras artes la película cuando no alcanzan a tener vuelo artístico se quedan ahí sólo como una producción más. No obstante cuando la película tiene un alto valor esta se convierta en un producto muy apreciado y valorado y que con el pasar de los años recibe incluso la denominación de clásico y a partir de ahí se establece una suerte de feedback (retroalimentación) pues deviene en un factor al interior de “S”. Es decir, la película clásica, se abstrae del tiempo y del espacio en que fue producido y se constituye un componente de la cultura cinematográfica de la sociedad y por consiguiente va ser fuente de inspiración e influencia para otros directores.

   

III. Literatura.-
Juan Orellana presenta una serie de tesis sobre el cine que perfectamente pueden aplicarse a la literatura sobre todo a la narrativa (cuentos y novelas): no es cierto que, como decían los positivistas la realidad es idéntica al cine sino que la verdadera relación que se establece es la que tiene una variable independiente (realidad) con la ficción literaria y/o cinematográfica (variable dependiente). No son sinónimos pero si hay un vínculo pues no se puede entender una novela o una película si no se toma el contexto social en que se encuentra tanto los directores, guionistas, actores, etc.  Si esto es así podemos arriesgarnos a presentar una nueva propuesta y en la que intentaremos plasmar de manera implícita o indirecta la vinculación entre literatura y cine:

 

Las variables “S”, “E” y “D” no necesitan mucha explicación pues sus esfuerzos ya han sido señalados (“S” y “E”) mientras que en el caso de “E” abría que decir que en la mayoría de los casos su obra literaria ha sido pensada más en los públicos lectores que en los propiamente visuales. Mientras que “G”: es el guionista cuyo trabajo debe ser revalorado pues hay la idea que su labor es mera y simple adaptación de una novela y la verdad es que si bien en algunos casos puede ser cierto esto pero hay otros en los que el guión presenta toda una reelaboración sumamente creativa que adquiere un vuelo estético tal que termina constituyéndose como una obra casi autónoma e independiente de la misma fuente literaria. Es decir, que la labor del guionista llega a alcanzar tal nivel que merece ser considerado tan importante como el propio quehacer del Director o de los mismos actores.

Por último, los actores, pensamos que merece también un comentario especial pues hay artistas que ya sea que vengan del teatro (formación) o que sientan admiración por tal o cual novela o novelista que su representación en la película puede alcanzar niveles realmente descollantes. Así, estas tres variables intervinientes (“G”, “D” y “A”) pueden ayudarnos a comprender el verdadero nivel que puede llegar a alcanzar una producción cinematográfica determinada.

 
 
 
 

Derechos reservados de "Cuadernos Apristas" y "Vanguardia Aprista en www.vanguardiaaprista.com" (Actualizado Febrero 2013)
Correo para coordinación y colaboraciones de artículos, fotos y noticias ==> vanguardiaapra@gmail.com.com
Grupo Yahoo: Facebook: Twitter: Youtube: